Pasa esto por tus lentes y remueve todas las marcas y rayones.

Salud 8468 Visitas

Quieres utilizamos lentes sabemos lo difícil que es limpiar los lentes, ya que estos tienden a ensuciarse con gran facilidad.

Cuando los compras en la clínica te dan un líquido para que los limpies, pero siendo honestos al poco tiempo se te olvida y se te hace cómodo limpiarlos con tu playera, blusa o cualquier cosa que tengas a la mano.

Es por ello que en esta ocasión te daremos algunos consejos con los cuales puedes eliminar las marcas de tus lentes con facilidad, utilizando ingredientes que seguramente tienes en casa. Así que lee con atención y después de aplicarlo entonces vas a poder ver completamente diferente.

Cómo eliminar las marcas en los lentes

Vamos a recomendarte unos trucos caseros que podrás utilizar para devolverle a los vidrios de tus anteojos la nitidez que todos necesitamos para poder ver bien. Sólo utilizaremos algunos pocos elementos que seguramente tengas en tu casa.

Bicarbonato de sodio

 

Toma un poco de bicarbonato de sodio y agrega agua suficiente como para formar una pasta. Toma la mezcla y aplica en los lentes de un lado y del otro frotando con movimientos circulares. Esto no sólo dejará tus lentes limpios, sino que también eliminará bacterias y microbios que pueden dañar tu vista.

Enjuaga tus lentes con agua fría, ¡Y listo!

Pasta dental

Las marcas en los lentes y la suciedad pueden removerse fácilmente con la pasta de dientes. Aplica un poco de la crema en cada vidrio y frota desde un lado y del otro con la ayuda de un algodón. Finalmente, enjuaga con agua fría. Seca con una toalla de papel.

Este método también limpiará en profundidad los vidrios y te permitirá ver mejor.

Consejos para el cuidado de tus lentes

1. Un estuche resistente para guardarlos. Guarda tus lentes en un estuche resistente protector cuando no los estés utilizando para evitar que se rayen. Guardarlos adecuadamente también ayuda a mantenerlos limpios y a proteger su valioso armazón. Nunca coloques los anteojos recetados en tu bolso, bolsillo o cartera sin protección.

2. Apóyalos con cuidado. De acuerdo, no siempre utilizas el estuche. Pero al colocar tus lentes recetados en una mesa o escritorio, al menos cierra el armazón antes de apoyarlos. Colócalos siempre con el armazón hacia abajo para evitar rayar los lentes. El piso nunca es un buen lugar para dejar tus anteojos. Y cuando estés en el baño, recuerda: El lavabo o pileta o el tocador colocan a tus anteojos en una posición peligrosa. Las salpicaduras, los aerosoles y los productos cosméticos pueden manchar los lentes antes de que te des cuenta. Y lo que es peor, los tratamientos anti-reflejo (AR) pueden dañarse con los aerosoles o perfumes que usas.

3. Mantén tus anteojos sobre tu nariz, no en tu cabeza. Los anteojos recetados están diseñados para colocarse sobre tu nariz, frente a tus ojos, no sobre tu cabeza. Si los apoyas en la cabeza los armazones se pueden desalinear, haciendo que hasta los lentes más limpios pierdan su efectividad al no estar ubicados correctamente frente a tus ojos.

A partir de ahora ya sabes como cuidar tus lentes. ¡COMPARTE!

Compartir
loading...

Comentarios